CD CGU

Se van por la puerta de atrás

En la noche de ayer, la Comsión Directiva del Club de Golf del Uruguay (CGU) sesionó por última vez, entre otras cosas, para despedirse y así concluir su mandato ya que entregarán el poder el próximo jueves 29 tras el conteo de votos y proclamación de las nuevas autoridades que asumirán en forma automática.

Algunos nombres se podrán repetir porque aparecen en algunas listas, mientras que otros no, por no figurar en ninguna de ellas como Miguel Blum y Alejandro Rivero.

Recordamos que en el año 2018 la lista ganadora fue la 2022 con más de 500 votos y accedió a cuatro cargos en la Comisión Directiva. Ellos fueron Marta Penadés, presidente, Carlos Manini, vicepresidente, Miguel Blum, secretario honorario y Alejandro Rivero, tesorero.

A los meses de asumir comenzaron los primeros problemas internos, cuando Penadés respaldó a Santiago “Tati” Fernández con su proyecto de la escuela de menores de la institución, rechazando el proyecto de Claudio Billig, en aquel entonces capitán del Club de Golf del Uruguay nombrado por la Comisión Directiva.

Eso llevó a que Billig y otros integrantes de la capitanía renunciaran a sus cargos.

Otro momento histórico y de enorme importancia fue la renuncia de Marta Penadés como presidente del Club de Golf del Uruguay.

Los motivos de dicha renuncia fueron expresados públicamente por Penadés donde acuso a sus compañeros.

Lamentablemente la institución no supo cuidar a la primera mujer en el cargo como presidente donde históricamente fue de hombres. El silencio de muchos y complicidad de otros ante uno hecho claro y expuesto por la ahora expresidenta.

El alejamiento de Penadés, simultáneamente con la sanción al socio Oscar Bacot terminó de fracturar la agrupación oficialista 2022 que mandaba en el Club de Golf del Uruguay.

Otros hechos fueron las irrisorias exoneraciones de cuota social mensual para los amigos del poder por parte de la Comisión Directiva.

Por último, fueron dos años de gestión en relación a los aspectos económicos donde arrojaron dos balances deficitarios.

Ayer, se despidieron siete directivos, enfrentados por la sanción que el Ministerio de Educación y Cultura le impuso al CGU, mientras brindaban con champagne y comieron sandwiches como si fueran buenos amigos.

Memoria Balance 2018/19