la barra gc

Tras fallo unánime de la AUG, se confirmó la “falta grave de conducta”

Transcurridos 45 días del incidente, el miércoles pasado la Asociación Uruguaya de Golf (AUG) dictó sentencia a las cuatro jóvenes involucradas en el episodio de “tentativa de trampa” en una competencia que se desarrolló el 20 de enero en La Barra Golf Club.

La protagonista del hecho, la más joven del grupo, fue “inhabilitada para participar en sus rankings y torneos organizados por la AUG por el término de seis meses a partir del 15 de febrero del corriente, fecha que fuera suspendida provisoriamente”, según un documento firmado por las máximas autoridades del golf uruguayo. Tampoco podrá representar a Uruguay en competencias internacionales.

La joven sí podrá participar en todos los torneos de las instituciones afiliadas a la AUG ya que no fue suspendido su hándicap nacional.

Además, la jugadora que representó a Uruguay a través de la AUG en el Sudamericano Pre Juvenil en Lima 2018, tendrá a los 90 días (16 de mayo) la posibilidad de reducir su sanción, si realiza y “aprueba previamente un examen riguroso de reglas, tomado por la AUG”, según expresa el fallo.

Por último, la sancionada fue descalificada del Abierto de La Barra Golf Club, certamen donde se produjo el incidente, “por haber cometido una falta grave de conducta, regla 20.2e (2)”, del libro de Reglas emitido en 2019 por las entidades del golf mundial.

En la reunión del consejo directivo que se desarrolló el 4 de marzo en la sede golf del Cantegril Country Club de Punta del Este, el presidente de la AUG, Claudio Billig, hizo referencia a que consultó este caso con un árbitro de la USGA (United States Golf Association) con respecto a cada detalle de las reglas y sanciones a aplicar para las involucradas.

Tras deliberar entre cuatro de los cinco integrantes de la directiva (uno de ellos estaba en Argentina) decidieron el veredicto unánime.

Billig, por ser presidente, debió haberse apartado de su rol de árbitro, designando un tribunal arbitral.

La anterior AUG, comandada por Víctor Zerbino, en un caso similar de “trampa” y que involucró a la misma denunciada, convocó a un tribunal arbitral con especialistas en la materia que terminó con su correspondiente informe y sanción.

Eduardo Payovich, Gabriel Cano y Billig, son los tres únicos uruguayos que cuentan con nivel 3 en reglas por la R&A, tras haber aprobado el examen.

En lugar de designar un tribunal, el presidente de la AUG, prefirió que eso se manejara en el consejo directivo, donde hizo primar su condición de árbitro.

Por otra parte, las tres denunciantes también tuvieron su castigo, ya que la AUG dispuso “llamarle la atención, por no haber consultado a un árbitro antes que se firmara la tarjeta” de la involucrada “y por haberla presionado para que admitiera la falta cometida”, según lo que dice el fallo.

La AUG entiende que “las averiguaciones y resolución sobre los hechos le hubieran correspondido a un árbitro, según lo dispuesto por la regla 20.1c(1)”.

www.buengolftour.com dialogó con uno de los árbitros oficiales que estuvo presente el 20 de enero, quien expresó: “Las chicas terminaron de jugar, venían dialogando, se sientan en el living del club y hablaban, hablaban y hablaban con la tarjeta en la mano”.

“Nosotros no sabíamos lo que pasaba y estábamos esperando para sacar la foto de la campeona con la copa”, continuó narrando. “Tras unos minutos, observábamos que algo sucedía, me acerco y les comento a las cuatro jugadoras si necesitaban ayuda con alguna regla y me contestan: “Esperá, estamos deliberando algo”, continuó relatando los hechos.

“La tarjeta se presentó en tiempo y forma, y nunca nos dijeron nada”, concluyó el árbitro. “Me enteré por ustedes, cuando leí la nota en www.buengolftour.com ”, subrayó el árbitro ante todo lo ocurrido.

La ganadora y las compañeras de foursome quienes realizaron la denuncia, sumaron puntos para el World Amateur Golf Ranking, ya que el Abierto de La Barra Golf Club, fue etapa de WAGR, estipulado por la AUG y aprobado por la R&A.

Los hechos

Todo transcurrió el 20 de enero, en La Barra Golf Club, cuando una jugadora, menor de edad, luego de que su pelota se fuese al hazard (trampa de agua) en vez de realizar el drop correspondiente y aceptar su penalidad, sacó una bola dentro de su bolsa de palos, la plantó y pretendió hacerla pasar por su pelota original.

Según el fallo al que pudo acceder www.buengolftour.com  los hechos ocurrieron según las denunciantes de la siguiente manera: “En el hoyo 12, vieron a esta última (la denunciada) colocando una bola en un lugar equivocado, después de haber jugado su golpe anterior al agua (área de penalización roja), en lugar de dropear, como lo dispone la regla correspondiente”.

“Además, le señalaron  que esa no podía ser su bola, por haber ido la original al agua”.

Por otra parte, la denunciada manifestó: “Que nunca tuvo intención de colocar una pelota para hacerla pasar por la original que se había ido al agua y que la colocó por error por haberse ‘nublado’, en lugar de dropearla”.

También subrayó “que sus compañeras de juego la presionaron en el tee del hoyo siguiente para que reconociera su intención de hacer trampa”.

Las denunciantes expresaron que “la presionaron para que admitiera su conducta irregular”, según el informe de la AUG.

Las jugadoras resolvieron que la involucrada tuviera dos golpes de multa y siguieron con la ronda que concluyó seis banderas después, con la aceptación de lo establecido (se le firmó la tarjeta de score).

Las jugadoras no habían presentado denuncia formal, lo que aconteció varios días después ante el presidente de la AUG y luego de que tomara estado público este hecho, a partir del artículo publicado en www.buengolftour.com el 28 de enero.

Sobre la resolución

Algunas de las conclusiones que se rescatan de la decisión de la AUG es que las tres chicas denunciantes tuvieron el mismo “llamado de atención”, aunque, según se desprende del fallo, una era la marker (con mayor responsabilidad en el hecho) y las otras simplemente compañeras de foursome.

Además, la AUG definió lo ocurrido como una “falta grave de conducta”, lo que se contradice con la sanción aplicada.

También, llama la atención a quienes vieron la resolución el hecho que la denunciada es reincidente y que no se les haya aplicado una sanción a las cuatro jugadoras por haber alcanzado un acuerdo de no aplicar una regla de golf.

Esto se agrava, según explicó a www.buengolftour.com , con el relato de un oficial presente en el día de los hechos que les ofreció ayuda a las jóvenes en las reglas, quienes la declinaron para alcanzar un acuerdo entre ellas.

Según el fallo, las tres denunciantes debieron “haber consultado a un árbitro antes que se firmara la tarjeta”, lo que demuestra un claro desconocimiento de las reglas de golf. Sin embargo, la AUG no exige a las tres jugadoras involucradas “un examen riguroso de reglas”, como sí lo hace con la deportista que cometió la infracción original.

La AUG estableció que las tres denunciantes, “por haberla presionado”, reciban solo un “llamado de atención”, algo que se entiende como muy leve teniendo en cuenta que lo que hicieron fue presionar a un niña de 14 años.

Lo que se olvidaron

La Regla 3.3b(1) es fundamental y acredita lo que narramos y expresó el árbitro que estuvo presente en La Barra Golf Club.

Según el libro de Reglas de las entidades rectoras del golf mundial, el “Stroke Play” (Juego por Golpes) cuenta con responsabilidades, al completar la vuelta.

El literal (b) “Anotando Resultados en Stroke Play dice: “Deberías revisar cuidadosamente los resultados anotados en los diferentes hoyos por tu marcador y aclarar cualquier punto dudoso con el Comité”.

Reflexión final

La AUG mantiene su mala costumbre de aplicar el reglamento según las personas involucradas y/o las amistades que tengan con los directivos de turno, en vez de tener un criterio objetivo y aplicar las “Reglas del Golf” como correspondan, sin medir consecuencias y sin importar otra condición personal, que la de ser jugador de golf.

Fallo de la Asociación Uruguaya de Golf

En el archivo adjunto podrá leer el fallo completo emitido por la AUG.

Descargar PDF

Comparte ésta noticiaTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+