gofl malo

Bochornoso cierre de año del golf uruguayo

Montevideo. Días atrás la Asociación Uruguaya de Golf (AUG) sancionó a Luis Rochón por haber tirado un palo en el hoyo final del Campeonato Internacional Abierto “Ciudad de Montevideo” que se realizó hace dos semanas en el prestigioso Club de Golf del Uruguay (CGU).

El jugador de 18 años, proveniente del Fray Bentos Golf Club, becado por la AUG y en donde el CGU le abrió las puertas proporcionándole profesores, entrenadores de gimnasia, psicólogo deportivo, comida y equipamiento, tuvo un momento de frustración representando a Uruguay (AUG) en la copa Arq. Guillermo Armas (se juega en forma simultánea dentro del Abierto, donde participan dos jugadores por cada país y en esta oportunidad disputaron los países de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y el país anfitrión) que lo llevó a cometer una falta que se entiende y corresponde un castigo, sanción o como deseen llamarlo.

La institución situada en el barrio de Punta Carretas hasta el momento no lo sancionó por los hechos acontecidos en el Abierto, pero la AUG tomó una inmediata medida de sancionarlo por 30 días.

Los presididos por Víctor Zerbino -actual presidente de la Federación Sudamericana de Golf (FSG)- inhabilitarán a Rochón a partir del 1° de enero de 2018.

El falló se decidió el lunes 18 y fue notificado el martes 19, fecha que se debería empezar a contar el castigo correspondiente.

Rochón participará días después de la Navidad del Junior Orange Bowl  (del 27 al 30 de diciembre) que se desarrollará en Miami, EE.UU. donde la AUG pagó casi todos los gastos para que el jugador participe (aéreo, inscripción y comidas).

Un uruguayo, amigo de la familia Rochón, radicado en Miami le proporcionará hospedaje.

Es claro que Zerbino y sus pares de la AUG (Fernando Scelza, Pablo Juan Carrere, Conrado Larrauri y Gustavo Gauthier) quisieron dejarlo participar de la contienda en EE.UU.

El jugador de los seleccionados nacionales, se perderá (la sanción es por 30 días corridos) el Sudamericano Individual y de la cuarta edición del Latin America Amateur Championship. Este último evento que organiza The Masters, la USGA  y la R&A y que se transmite por TV a 150 países y es denominado como un “Major” para aficionados.

El apuro de sancionarlo al jugador que representó a Uruguay no se entiende (hasta el momento, Zerbino no nos atendió el celular y tampoco contesto los mensajes enviados), debido a que los antecedentes recientes por parte de la AUG para sancionar a algún jugador han durado semanas y hasta más de un mes para dictar sentencia.

El pasaje de Rochón para el LAAC ya estaba emitido (lo abonó la organización) y si los dirigentes pensaron en un intento de poner a otro jugar en el campeonato, el reglamento del LAAC es muy claro, serio y no lo permite (Normas de Clasificación, http://www.laacgolf.com/es/sobre/normas-de-clasificacion/)

En el mes de julio de 2017, uno de los casos que fue muy serio en donde involucro a jugadoras menores de 15 años (tenían entre 12 a 14 años), Lafitte (sanción de 60 días), Gauthier (sin sanción), Vertiz (descalificación de la ronda) los fallos demoraron un mes en salir.

Más cercano en el tiempo, el de Bialade (amonestado) o más atrás en el tiempo la denuncia de Rosina Marqués, madre de Inés Rapetti, porque otra madre tuvo un inconveniente contra su hija (no hubo sanción) y  en la denuncia expresa: “dirigirse con tanta agresividad a los chicos” son el fiel ejemplo que no hay manuales de procedimientos y código de conducta, algo elemental para cualquier circunstancia.

El golf uruguayo ha experimentado un cambio muy vertiginoso en cuanto a directivos y su manera de selección.

Obviamente los papás y mamás son un tema incontrolable porque la AUG no cumple con los reglamentos que desarrolla.

Solo en el Abierto Internacional “Ciudad de Montevideo” realizado hace unos días atrás y disputado en el CGU, no se cumplieron los mismos y varios papás y mamás estuvieron violando los reglamentos que establece la AUG y que se habían comunicado días atrás y nadie hizo nada.

Es como que es correcto no respetar las reglas.

Hacer trampa es algo que se hizo normal en las instituciones del golf uruguayo y no denunciar los hechos también.

“Para que voy a denunciar, si después no hay sanciones ejemplarizantes o peor esconden lo sucedido y favorecen al que hizo trampa” expresaron varios golfistas.

Además, un jugador que representó a Uruguay fue sancionado por borrar hoyos y escribir arriba otros números y la mayor sanción fue seis meses. En otros tiempos, las directivas de la AUG sancionaron a un jugador hasta dos años. 

El descontrol parte también de cada familia y la pasividad con complicidad de las instituciones.

Semanas atrás, en un día entre semana, cayendo la tarde, quien escribe estaba jugando al golf en el Club de Golf del Uruguay.

Fui insultado y agredido con premeditación dentro de un campo de golf porque un papá no le gustó una noticia sobre su hijo y ningún club u órgano rector repudió el hecho.

Obviamente me tuve que defender de todo tipo de improperios y fui yo el que terminó llevándose la peor sanción.

Ni la institución donde acontecieron los hechos, ni ningún club y menos la AUG desaprobaron el hecho que no es más que coartar la libertad de prensa.

Si cada socio de un “Club de Golf” no le gusta una nota periodística (ver imagen adjunta nota periodística, informe coach y más abajo expresiones de Bialade) y se cree con derecho a insultar y agredir a un periodista ya no vale más la pena seguir difundiendo este deporte que hoy por hoy tiene reglas para algunos y “favores” para otros.

Los clubes son los mayores responsables de que este deporte este como está, lejos de toda Sudamérica y hasta el momento nadie quiere cambiar nada hasta que le tocan los intereses a su club.

Las instituciones son las que en las “Asambleas de Clubes” pactan para poner a sus directivos y ocupar un cargo dentro del órgano rector que potencia viajes como a The Players para ser parte de una reunión de la Federación Sudamericana de Golf, viajar al The Open o al The Masters, certámenes de renombre mundial y que obviamente los órganos rectores del golf mundial hacen muy bien su lobby. Siempre hay cosas positivas para traer de esos viajes y de las ideas que surgen de las tres entidades mundiales. ¿Y?

Obviamente todavía existe alguno que otro dirigente que llega con anhelo de transformar el golf uruguayo y sucumbe rápidamente al sistema obsoleto.

Hoy es hasta difícil conseguir futuros dirigentes ya que es una estructura de data desde el 3 de mayo de 1950 que a lo largo de la historia se ha manejado de la misma forma.

Existen clubes grandes, chicos y otros que solo están afiliados a la AUG por un tema hasta político ya que hasta el momento no han realizado alguna actividad en conjunto con la AUG.

Igualmente cuentan con un voto y son en definitiva miembros permanentes de la AUG.

La AUG a lo largo de esta temporada 2017 ha fallado repetidamente una y otra vez.

El modo de seleccionar a jugadores para representar a Uruguay.

A Brasil enviaron al capitán de los equipos de la AUG, nos referimos a Daniel Angenscheidt que no estaba ni siquiera dentro del top 10 del Ranking Nacional y lo favorecieron con un “viajecito” con todos los gastos pagos.

O la inclusión de Martín Fernández en el Sudamericano copa Los Andes que se jugó recientemente en Bolivia, otra desafortunada elección para un jugador sin experiencia en estos certámenes, que no participa de los Rankings Nacionales debido a que hace muchos años vive en el exterior.

Obviamente los resultados de ambas elecciones fueron más que negativos.

Si solicitan dinero a la R&A para fomentar el golf, hay semillero para darle la motivación necesaria estimulando con viajes y participaciones por Uruguay, algo realmente extraordinario como defender la bandera.

En el mismo Sudamericano disputado en Santa Cruz de la Sierra y con la autorización de Víctor Zerbino, Presidente de la AUG, María Clara Solé, capitana del equipo de damas, abandonó a sus jugadoras tras promediar la última jornada para regresar a Uruguay, algo sin precedentes y que reafirma las malas decisiones tomadas por la Asociación Uruguaya de Golf.

Hay varios hechos durante este período, los Campeonatos Nacionales & Uruguayos han sido de muy baja concurrencia y de mala calidad.

La AUG careció de autoridad para con dos de sus mejores jugadores como son Agustín Tarigo y Facundo Álvarez, (ambos participarán del Sudamericano Individual y el LAAC 2018) para expresarles que tenían que jugar el Abierto “Ciudad de Montevideo” y ambos participaron del Abierto de Los Leones en Chile en vez de estar jugando por Uruguay en su casa.

Tarigo número uno indiscutido como aficionado en Uruguay y Álvarez el dos y con “beca” incluida por parte de la AUG en el CGU.

Otro problema que no tuvo la madurez necesaria por parte de la dirigencia fue el Club de Golf del Cerro (CGC) y elaboraron un proyecto en conjunto con el CGU y CGC  que fue realmente malo. (ver nota https://www.buengolftour.com/2017/12/18/asume-en-un-momento-critico/)

Obviamente no es culpa de la AUG, pero si responsabilidad de no apoyar y apuntalar con eventos en ese campo para así resurgirlo.

El órgano rector del golf uruguayo no puede permitirse el cierre del campo donde cuenta con el apoyo de la R&A (Working Golf)  y donde surgió Juan Álvarez, máximo exponente del golf uruguayo a nivel de caballeros. (La mejor de todos los tiempos de Uruguay es Fay Crocker ver nota https://www.buengolftour.com/2016/08/12/fay-crocker-la-uruguaya-mas-ganadora-en-argentina/)

El golf uruguayo hoy tiene mayormente los hándicaps y recaudación de los mismos a través del CGU, institución que ha pasado un año de transición y que no está de acuerdo a la manera de proceder de la AUG.

El Club de Golf del Uruguay es la institución que proporciona todo el soporte a la AUG, desde el lugar de entrenamientos, profesores, “becados”, lugares de premiación, reuniones, etc. En 2018 se jugará el Sudamericano de mayores copa Los Andes en el Club de Golf del Uruguay y hoy por hoy no estar alineados en conjunto es realmente negativo.

Cada vez que hay un problema o malas actuaciones recae en el CGU, pero cuando hay éxitos, son para los entrenadores personales, o todos los demás, menos para la institución que proporciona todo.

Actualmente el CGU puso un reglamento en su institución para los “Becados” redactado por el directivo Claudio Billig, que se pondrá en práctica en 2018.

Exige que los “Becados” deberán estudiar y presentar escolaridad bimestralmente, algo que siempre lo expresan las autoridades pero que luego en la realidad no se cumple. Los que controlarán estos procedimientos serán Raúl Pérez, gerente del CGU, Daniel Schapira, capitán, Eduardo Payovich head Pro y Santiago Lavergne, coach de la escuela del CGU & AUG.

Es hora de la gran transformación en el órgano rector del golf uruguayo y sus estatutos, pero antes hay que tener una fuerte autocritica dentro de los clubes y dirigentes, que en definitiva son los elegidos por los socios de las instituciones que votan para mejorar su club y el golf uruguayo.

Hay personas que aguardan que se toque fondo para venir a salvar el golf uruguayo, pero lo que ya se comenta en los links es que ya hay clubes que no apoyan a Zerbino y seguramente no lo dejarán seguir en el cargo.

Es una triste realidad de hechos que acontecen todos los meses en el golf uruguayo, los expresamos desde www.buengolftour.com y lamentablemente algunos lo han tomado mal, han generado rencor y maltrato.

Pero las culpas hablan por sí solas.

Afrontar la verdad, es a veces difícil para algunos, pero si se quiere mejorar hay que tener la autoridad necesaria para sacar a Uruguay del fondo de la tabla o por lo menos hacer un esfuerzo transparente y puro que seguramente se mejore considerablemente, unidos todos por el bien del golf uruguayo y promover las nuevas generaciones que parecen estar también contaminadas.

Denuncia de la señora Rosina Marqués, mamá de Inés Rapetti a la AUG 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Denuncia de puño y letra de una niña de apenas 12 años aproximadamente en la disputa de una clasificación. Terminó sancionada por 60 días y fuera del Sudamericano. Denuncia de dos niñas de menos de 14 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
Artículo publicado por El Observador por el periodista Julio Aliseris. Escrito solicitado por la AUG al coach. Viajó a Chile por la AUG en conjunto con el Comité Olímpico Uruguayo.El jugador hizo su desmentido en la red social Facebook. La AUG desacreditó el informe del coach enviado por la AUG y el Comité Olímpico Uruguayo.

 

Comparte ésta noticiaTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+