web-trophy-laac-2017-ok

Uruguay: Así, no se puede seguir más

Ciudad de Panamá. Concluyó la tercera edición del Latin America Amateur Championship (LAAC) certamen desarrollado del jueves al domingo pasado en el Club de Golf de Panamá.
Uruguay participó del campeonato con tres jugadores, debido a sus posiciones dentro del World Amateur Golf Ranking (WAGR).
Agustín Tarigo, Facundo Álvarez y Nicholas Teuten, fueron los representantes de la Asociación Uruguaya de Golf (AUG) pero lamentablemente no pudieron aprovechar la oportunidad y se despidieron de Panamá muy rápido.
Ninguno de ellos pasó el alto corte clasificatorio de 9 sobre par y que dejó a 52 jugadores para el fin de semana de un total de 108.
Agustín Tarigo llegó a Panamá como la mayor esperanza de Uruguay después de la baja de Juan Alvarez (pasó al profesionalismo un mes antes del torneo) pero el viernes abandonó a cinco hoyos del final por un problema en su muñeca izquierda. Hasta allí, estaba justo en el corte y de su nivel mostrado en la Copa Juan Carlos Tailhade. ¿Podrá jugar el Sudamericano Individual esta semana?
Por su parte, Nicolás Teuten empleó 159 golpes, 19 sobre par y rondas de 79 y 78 impactos, mientras que Facundo Alvarez finalizó con 165 golpes, 25 sobre par y rondas de 82 y 83 impactos. Ambos jugadores, tampoco estuvieron a la altura y dejaron más dudas que certeza respecto de sus posibilidades en el concierto del golf latinoamericano amateur.
El LAAC muestra el verdadero nivel de competencia y excelencia a través de la región.
Para evolucionar en todo sentido, no se puede vivir de la historia.
La exigencia es cada vez más grande y para mantener un grado de desarrollo y competitividad es esencial apuntar a la importancia de un proyecto a largo plazo.
Como en todas las cosas, el compromiso, la disciplina y el trabajo se magnifican cuando uno trabaja hacia un objetivo.
Es esencial fortalecer un plan estratégico, de desarrollo del deporte, crecimiento competitivo, recreativo y apuntar al desarrollo de los jóvenes, con escuelas comprometidas con su crecimiento, y una Asociación que siga evolucionando en la competencia regional y local, especialmente con los menores.
Entender y trabajar para las oportunidades que el golf trae.
En ese sentido, las Universidades en EE.UU son un camino que el deporte abre, donde no solo se trabaja el alto rendimiento con todo lo que eso implica sino también en las que se abren oportunidades académicas y laborales. Y a partir de allí, competir a un altísimo nivel por cuatro años.
“Estamos trabajando para que este camino sea más común para nuestros jóvenes, que no es algo que se decide sin haberse planificado” expresó Víctor Zerbino, presidente de la AUG que estuvo presente en Panamá y se entrevistó con autoridades de este torneo.