web woods 2017

Hoy, Tiger Woods estará oficialmente en juego

Bahamas. En el día de hoy,  el ex número uno del mundo, el jugador por el que millones de fanáticos alrededor del planeta vibraron en las últimas dos décadas, está de regreso.

Tiger Woods, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, vuelve luego de varios meses de ausencia al Hero World Challenge en Bahamas, competencia que tiene en el field a 17 de los mejores jugadores del planeta en la actualidad.

La noticia ha cubierto las primeras planas de los principales medios especializados del planeta, todos expectativa de lo que será el regreso del astro californiano, el jugador que ‘movió el negocio’ en los últimos 20 años.

Sin embargo, detrás de toda esa parafernalia, de esas miles de informaciones en torno a su actual estado físico, de cómo estará su juego corto o de si logrará embocar como antes, existe también el temor de no saber realmente qué esperar de su participación esta semana.

Por supuesto, habrá jugadas espectaculares: llegará de dos a ‘greenes’ de algunos pares 5 en Bahamas y puede que meta más ‘birdies’ que en sus anteriores salidas. Pero, hay que ser realistas: el peso más grande que tiene a su reconstruida espalda Woods es precisamente el propio Tiger.

Para la mayoría de aficionados en la actualidad, el nombre de Tiger Woods viene atado a toda una tradición de espectacularidad y de grandes jugadas, de triunfos impresionantes nunca antes vistos. La eterna discusión sobre si logrará alcanzar a Jack Nicklaus en ‘Majors’ volverá a reactivarse, aunque en un escenario totalmente diferente al que dejó hace apenas algunos meses.

El Tiger que se verá a partir del jueves ha sometido su cuerpo a múltiples operaciones, cientos de horas de terapia y a una recarga emocional con la que no va ser fácil lidiar. Lo admirable inclusive esta semana es poder ver nuevamente a Woods en acción, lejos de retiro que para muchos era lógico hace un tiempo. Cuatro operaciones de espalda pesan para cualquier deportista y eso es algo que Tiger tiene muy presente esta semana.

Hay que ser claros: Woods no volverá a ser el mismo de hace algunos años, cuando pegaba potentes ‘drives’ y derrotaba a todos por amplia ventaja. Muchos de los jugadores a los que precisamente él inspiró para jugar golf de manera profesional son ahora precisamente sus principales rivales, mucho mejor preparados y con cientos de herramientas a favor en un escenario que como ya se anotó ha cambiado drásticamente en muy pocos años.

La agresividad que siempre caracterizó al californiano lo llevó a cometer algunos errores en sus anteriores regresos luego de cirugías, someterse a intensas jornadas de práctica y a buscar forzar su maltrecho cuerpo para poder derrotar a sus rivales. Esta semana, el reto está no solamente en cumplir con una buena actuación, sino convencerse que tiene un nivel de juego importante que, de llevarse por buena senda, le permitirá volver a tener resultados importantes. Eso sí, pretender que va llegar en las mismas condiciones en las que se fue hace algunos años es algo irreal.

Tiger jugará primera ronda al lado del ente campeón de la FedEx Cup, su compatriota Justin Thomas a partir de las 12:05 p.m. hora local.

La emoción de volver a ver a uno de los golfistas más importantes de toda la historia sin duda contagia, aunque habrá que ser cautelosos sobre su resultado y, especialmente, en lo que será su calendario de allí en adelante.

Foto gentileza: GolfWeek.com

Comparte ésta noticiaTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+